top of page

Finanzas Sostenibles en México: Avances precautorios de cara a la agenda internacional con las nuevas normas de Información sobre Sostenibilidad

Por: Ricardo Francisco De Rosenzweig-Díaz Baños | Coordinador General del Hub Finanzas Sostenibles México y cursante de la 1ra generación del Programa Jóvenes por las Finanzas Sostenibles del GFLAC



El 13 de mayo se promulgaron las Nuevas Normas de Información de Sostenibilidad (NIS). Con la entrada en vigor de las siguientes regulaciones mexicanas en materia de divulgación de información financiera (a reserva del pronunciamiento de la CNBV sobre las empresas públicas este año), los reguladores brindan una primera señal desde la estrategia institucional de Finanzas Sostenibles con miras a impactar la economía real del país. A medida que la acción climática avanza hacia este nuevo territorio de reglas básicas reguladas, se necesitarán numerosas políticas y regulaciones para realizar los cambios sistémicos necesarios para un futuro alineado con el Acuerdo de París ¿De qué tratan estos avances y qué sigue para México? 


Lo que no se mide, no se gestiona


Los resultados del Índice de Finanzas Sostenibles (IFS) del GFLAC, revelan que México ocupa la posición 18 de 20 en el ranking de Finanzas Sostenibles en la región de América latina y el Caribe. Este posicionamiento “Bajo” en finanzas sostenibles (posición 18 de 20 en el ranking) se atribuye a que México presenta 59 veces más ingresos intensivos en carbono en comparación con los ingresos sostenibles y 365 veces más presupuesto intensivo en carbono en relación con los presupuestos sostenibles (GFLAC, 2023). 


La transición climática o “servicios financieros que apoyan la transición de toda la economía hacia emisiones bajas y cero netas en el contexto de la Agenda 2030 y el Acuerdo de París” (G20 TFF, 2022), sigue siendo un área incipiente para el sector financiero y los gobiernos, por ello, es importante permitir más iniciativas por parte de las autoridades de los países y el sector privado. 


En este sentido es fundamental garantizar información consistente, comparable y útil en la toma de decisiones hacia un desarrollo sostenible. Por ejemplo, el implementar 1. Una taxonomía verde; 2. Principios, u; 3. Otro método (estándares ISO, bonos verdes, entre otros); permite a las instituciones y empresas financieras identificar actividades e inversiones de transición, reduciendo a su vez las barreras, los costos y los riesgos del “lavado verde” (G20 WGFS, 2022). 


Por otro lado, la divulgación de los riesgos climáticos por parte de las empresas mejora la transparencia y apoya la indispensable realineación de los sistemas financieros hacia una economía baja en carbono e inversiones más resilientes (TCFD, 2021). Sobre esta línea, se encuentran los estándares por excelencia para la divulgación en el tema: el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima (TCFD, por sus siglas en inglés) y el Consejo de Normas de Sostenibilidad internacional (ISSB). Estos estándares incluyen planes de transición como parte de los requisitos de divulgación dentro del componente “estrategia” y “métricas y objetivos” (IFRS, 2023). 


Estos esfuerzos colectivos de iniciativas voluntarias han cosechado la participación significativa de las empresas y han impulsado la promulgación de normas y regulaciones a nivel mundial.  


Iniciativas por parte de las autoridades reguladoras en México 


La publicación de una Taxonomía Sostenible en México en marzo de 2023, las actualizaciones de las Circulares Únicas Financieras (CUF) en materia ASG por parte de la CONSAR (CUF, 2023; 2019), la espera de un posicionamiento por parte de la CNBV al respecto de las normas ISSB para las empresas públicas, así como la reciente promulgación de las Nuevas Normas de Información de Sostenibilidad (NIS) a cargo del Consejo de Normas de Información Financiera (CINIF) el pasado 13 de mayo (estás últimas prudentemente diseñadas para escalar la ambición de las PYMES en materia de reporteo a lo largo de la cadena de valor en los próximos años), brindan una primera señal desde la estrategia institucional de Finanzas Sostenibles con miras a impactar la economía real del país en el mediano y largo plazo (de acuerdo a los posicionamientos y su entrada en vigor). 


  • 1ra etapa de las NIS (Basada en estándares internacionales): Entrada en vigor el 1ro de enero de 2025.  

  • 2da etapa de las NIS (estrategias y gobernanza): Prevista partir del 2027.  

  • Divulgación de las AFORES y Fondos de Inversión de acuerdo con el ISSB: obligatorio en el 2026 (CUF, 2023).  

  • Empresas Públicas, en espera de pronunciamiento de la CNBV (anticipado para el 2026). 


Balance 


A medida que la acción climática avanza hacia este nuevo territorio de reglas básicas reguladas, se necesitarán numerosas políticas y regulaciones para realizar los cambios sistémicos necesarios para un futuro alineado con el Acuerdo de París. 


Regresando a los resultados del Índice de Finanzas Sostenibles (IFS) del GFLAC para México, sumar a las finanzas públicas a la estrategia nacional hacia una economía baja en carbono e inversiones más resilientes resulta imprescindible si se pretende mandar una señal real y contundente sobre los planes de transición climática de toda la economía en sintonía con los compromisos globales y los NDCs (para esta tema de finanzas públicas se destinará una entrada aparte). 


Los desafíos en materia de sostenibilidad que enfrentan las entidades en México son muchos, generando enormes retos para el desempeño empresarial (NIS-CINIF, 2024).  


Por lo pronto, y en el contexto de las regulaciones ya mencionadas, amerita el gran reconocimiento y celebración el trabajo de promulgación de las nuevas NIS y su próxima evolución, normas que buscan “preparar” a las cadenas de valor nacionales, ...un avance precautorio de cara a los desarrollos internacionales en materia de divulgación de riesgos sostenibles y climáticos. 





コメント


bottom of page