Contacto
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

GFLAC / 2019 /

Consultar nuestro aviso de privacidad

MISIÓN

El GFLAC tiene como misión contribuir en la creación de una arquitectura financiera transparente, efectiva, sustentable y coherente para hacer frente a las causas y los impactos del cambio climático. Esto a través de la promoción de mecanismos de medición, reporte y verificación, así como de monitoreo y evaluación del manejo efectivo y transparente de los recursos nacionales e internacionales dirigidos a la mitigación y la adaptación del cambio climático en países de América Latina y el Caribe.

VISIÓN

El GFLAC tiene como visión ser un referente en materia de financiamiento climático en la región, a través de la sensibilización, la difusión de información, la creación y el fortalecimiento de capacidades de diferentes actores y la incidencia en este tema a nivel nacional, regional e internacional.

EL CAMINO RECORRIDO

En 2014 nuestra teoría del cambio era contar con  un mapa de financiamiento climático nacional e internacional en al menos 5 países, lográndose construir un mapa en cuatro países de la región (Argentina, Chile, Ecuador y Perú), lo que elevó la conciencia de la importancia de la transparencia y rendición de cuentas del financiamiento climático en América Latina y el Caribe, proporcionando a la sociedad civil y a tomadores de decisión una herramienta para mejorar su trabajo.

En 2015 nuestra teoría de cambio era contar con una plataforma en donde se publicará  la información relevante sobre financiamiento climático de los países participantes, y que fuera utilizada por las diferentes partes interesadas, incluyendo gobiernos, legisladores y dirigentes locales, y  con esta información participar activamente en el proceso internacional de cambio climático con miras a un acuerdo global. Asimismo, la presencia del GFLAC a nivel internacional cobró mayor importancia y como Grupo generamos un diálogo importante antes y durante la COP21.

Lo que se logró fue crear la plataforma para integrar información relevante sobre financiamiento climático, la cual se encuentra en proceso de actualización para llegar a los actores clave. Adicionalmente, y gracias al apoyo de IBIS,  se alcanzó la construcción de un mapa de financiamiento climático nacional e internacional en cuatro países adicionales de la región (Bolivia, Honduras, Nicaragua y Guatemala), lo que también ayudó a elevar el interés en temas de financiamiento para adaptación.

En 2016 nuestra teoría de cambio era colaborar en la en la creación de un sistema de monitoreo, reporte y verificación sobre financiamiento climático en los países participantes, para  identificar dónde está el dinero y quién está a cargo de su uso y utilizar indicadores para evaluar la efectividad de las finanzas de estos paises y ampliar el trabajo en 3 países más de la región. Asimismo, se logró liderar técnicamente, en alianza con el World Resources Institute (WRI) y el  Gobierno de  de Colombia, la construcción del Sistema de Medición, Reporte y Verificación de financiamiento, primer sistema de este tipo en la región.

Lo que se logró fue trabajar a nivel internacional en la definición de los mecanismos de medición, reporte y verificación (MRV), en el marco de las negociaciones de cambio climático y en particular del Comité Permanente de Financiamiento, y de otros organismos como la organización de Cooperación y Desarrollo Económicos  (OCDE, por su siglas en inglés).

TEORÍA DEL CAMBIO HACIA 2020

En 2017 las organizaciones y los puntos focales del GFLAC participan activamente en la elaboración de estrategias nacionales de financiamiento climático, incluyendo análisis de presupuestos públicos para hacer frente al cambio climático en sus países, teniendo un diálogo activo con el poder ejecutivo y legislativo. En este año se amplia el trabajo en al menos dos países más.

En 2018 el GFLAC y sus puntos focales son reconocidos en América Latina y el Caribe y en otros espacios internacionales, como referencia para el trabajo de otros actores a nivel mundial en materia de financiamiento climático. En este año se amplía el trabajo en al menos dos países más.

En 2020 al menos 15 países de América Latina cuentan con un mapa de financiamiento climático nacional e internacional, transparente y con capacidad de evaluar la eficacia en el uso de los recursos asignados, y se encuentran trabajando en el diseño e implementación de sus estrategias nacionales de financiamiento climático para cumplir con sus compromisos internacionales, adquiridos en el marco de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), particularmente las denominadas contribuciones determinadas a nivel nacional  (NDCs).